miércoles, 26 de octubre de 2016

SEMBLANZA DEL Dr. ANTONIO DUBRAVCIC LUKCIC

AL MAESTRO CON CARIÑO

 Dr. Abundio Baptista Mora 
Médico Especialista en Leprologia e Infectología

En ésta oportunidad quería yo hablar solamente del médico, del maestro, pero es inadmisible hablar del médico solamente, porque perderíamos la esencia de su extraordinaria personalidad, y por tanto pido el consentimiento para ampliar en algo el alcance de mi razonamiento. Como por estas opiniones, que algunos verán un tanto exageradas no acaba de saberse a quien me refiero,  voy a decirlo y con más justeza y puntualidad, empezando por ponerse en claro algunos antecedentes de su clase: me refiero al Doctor Antonio Dubravcic Lukcic; el médico, el maestro, el profesional, el amigo, el filántropo; dueño de un temperamento equilibrado, circunspecto en sus ideas, razonable en sus sentimientos, prudente en sus acciones, toda su personalidad se irradia céfiro en una templada y viril generosidad.  
Su vida y su formación
Dr. Antonio Dubravcic Lukcic, nació en la ciudad de Oruro, un 14 de julio de 1938. Ingresa a la Facultad de Medicina de la Universidad de Charcas, de donde, un 25 de julio de 1963, obtiene el título Académico de Doctor en Medicina y Cirugía. En fiel cumplimiento del servicio rural, presta sus servicios en el Centro Minero de Catavi.  Realiza su formación en la especialidad de Urología – Nefrología en el Hospital Militar Central de Bogotá, Colombia. Complementa su formación en el Hospital Universitario de Haifa, Estado de Israel; Escuela de Medicina de la Universidad de Miami; Servicio de Urología del Hospital “El Salvador” Santiago de Chile.
Cargos que desempeño: 
Catedrático de Nefrología en la Facultad de Medicina. Director del Departamento de Medicina, Director de Carrera de  Medicina, Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca; Médico Fundador del Servicio de Nefrología del Hospital Santa Bárbara; Fundador del Servicio de Nefrología y hemodiálisis en el hospital “Jaime Mendoza” C.N.S.; Médico Urólogo _ nefrólogo; Jefe del Servicio de Cirugía, Director de Enseñanza; Jefe Médico Regional de la Caja Nacional de Salud. Director del Hospital "Jaime Mendoza"  Caja Nacional de Salud.
Sociedades científicas a las que pertenece:
Miembro correspondiente de la Sociedad Colombiana de Urología. Sociedad Boliviana de Urología. Socio correspondiente de la Sociedad Israelí de Nefrología. Socio Fundador de la Sociedad Boliviana de Nefrología. Confederación Americana de Urología; Sociedad Latinoamericana de Nefrología; Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre”; Director de la Revista de la Facultad de Medicina: “Archivos Bolivianos de Medicina”. Presidente del Comité Organizador “III Jornadas Nacionales de Medicina Interna; III Jornadas de Nefrología y V Jornadas de Cardiología.
En el Instituto Médico Sucre, ex Editor de la Revista y página web  durante 12 años
Vicepresidente de la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre”; editor del Boletín de esa institución.
Académico de la Academia Boliviana de Historia de la Medicina
Condecoraciones y distinciones:
·       Distinción al mérito “Bodas de Plata Profesionales”  Sociedad Boliviana de Cirugía – Filial Sucre;
·       Medalla de Oro, Premio al  Mérito Profesional, Colegio Médico de Bolivia 1995;
·       Medalla de Oro y Diploma al Mérito Profesional “Sociedad Boliviana de Urología”1997
·       Plaqueta de Reconocimiento por el ejercicio profesional  “Sindicato Médico y Ramas Anexas” Caja Nacional de Salud de la Regional Sucre
Inefable profesor

Su voz cálida y fina, con destellos de una policromía académica matizada con los más exquisitos florilegios,  no se la lleva el viento: queda perdurando como paradigma de generaciones posteriores; y su cátedra es su obra, obra de arte, de pensamiento, de filigrana que adorna y modela al hombre, al estudiante, al profesional, que en sus ansias de aprender encuentra al ideal orfebre, el maestro; el que transforma las verdosas aguas para convertirlo, de inútil y estéril que es, en abundosa tierra fértil, copiosa de ideas; floresta abundante de pensamientos, numen del saber. ¡Cómo olvidar tus gestas insigne maestro!
                    amigo Maestro, son tus sinceros apotegmas y enseñanzas, de egregia prosapia, que se reflejan en tu rostro escrita con brío a modo de blasón…

Versatilidad viva, verbigracia: literato, académico e historiador
“Todo cuanto se haya dicho o se haya hecho, si no está escrito: ni se ha dicho ni se ha hecho”, reza un adagio nacido de la experiencia, que demuestra la importancia de contar con una cronología documentada de los acontecimientos médicos suscitados en cada escenario y en su tiempo. Sin este rigor pragmático, no se hubiera llegado a conocer ni difundido el “Canon de Avicena”, que fue la regla médica durante cinco o seis siglos., ni a Lucas de Antioquía, médico de la escuela Helénica,  asistente de cabecera del apóstol Pablo, que tiene en su haber el libro de los Hechos y el  Evangelio que lleva su nombre. Lo antedicho es una mínima muestra.
No pretendo referirme a literatos que sean un modelo de casticismo, ni a sufridos poetas, menos a excelsos historiadores;  pero,  Antonio Dubravcic exterioriza su diáfana intensión,  sus ansias de servicio pletóricas de voluntad, floresta del saber, que con su hermosura  testifican la suficiencia en profundidad de  pensamiento, en brillantez de expresión y sutil imaginación. ¡Admirable maestro!

…Las artes existen porque los hombres están ávidos de percibir la belleza; las ciencias y el conocimiento, porque los hombres están sedientos de verdad; así podrán aprender cuál es la evolución de la humanidad y se verá que el progreso de la ciencia y el conocimiento son el alma de la evolución en todas sus manifestaciones…

Tal vez este deleite que siente Antonio Dubravcic, ésta placentera contribución retórica en la bella obra propia, sea el manantial más fecundo del cual se nutre el valor artístico literario; que impulsa el pilar fundamental que sustenta las raíces más íntimas del conocimiento ─ la investigación ─  alimento científico  que vuela céfiro en busca de la presta e inteligente receptividad,  sin la cual las sociedades están condenadas a vivir aplicando cataplasmas y lenitivos a su horizontal mediocridad,  y se acuestan entonando sus tristes melopeyas y ufanos soliloquios.
¡Si eres de bienes atesorar,  e impávido soslayas el conocimiento…!
¿De qué te vale tu tesoro, entonces, médico pusilánime?
¡Debajo tus “hábitos” te mofas  donosamente de todos y de ti mismo!

Este amor a la belleza del arte, la historia y la literatura es completamente desinteresado y de manera admirable, de éste desinterés deriva sus más puros e intensos placeres, que son como su recompensa a sus fatigas, incomprensiones y aciagos momentos.  
Para quienes fuimos discípulos de Antonio Dubravcic, significa la sutil rúbrica puesta en el perpetuo acontecer de los sentimientos, eso significa Antonio Dubravcic, para quienes fuimos sus discípulos en la cátedra, ahora, amigos y colegas; serás por siempre, paradigma en nuestros andares.  ¡Admirable Maestro!

Sinceramente,

****************************

lunes, 24 de octubre de 2016

HISTORIA DE LA MEDICINA ORIGEN Y SIGNIFICADO DEL DIA DEL MEDICO BOLIVIANO

Dr. Antonio Dubravcic Luksic

Sucre  Bolivia





Fiesta de la Salud
(Gil Imana Garrón)

La celebración del  “Día Panamericano del Médico”,  fue acordada en el Congreso Médico Panamericano, reunido en la ciudad de  Dallas (Texas) en 1953, como un  homenaje al nacimiento del doctor Juan Carlos Finlay, médico investigador, nacido en Puerto Príncipe (Cuba) un 3 de diciembre de 1833.
Finlay fue quien confirmó la teoría de “La propagación de la fiebre amarilla a través del mosquito” el Aedes Aegypti, al descubrir al Stegomia fasciata como trasmisor de la fiebre amarilla”,   en una presentación que realizó  en la Academia de Ciencias de la Habana el 14 de agosto de 1881.(1)
En Bolivia, hasta el año de 1967 el “Día del Médico” se conmemoró el 3 de diciembre, pero fue en el II Congreso Médico Boliviano de la Confederación Medica Sindical de Bolivia (COMSIB), realizado en la ciudad de Cochabamba en fecha 14 de septiembre de 1966, cuando  el Dr. José María Alvarado presentó un proyecto proponiendo el día 21 de septiembre  como “Día del Médico Boliviano”  En su disertación expuso los motivos, explicando las ceremonias y  los ritos que se celebraban en el  Tahuantinsuyo durante el equinoccio de primavera (2.)
Siendo Bolivia tan rica en cultura y tradiciones, no podía desligarse la celebración del “Día del Médico”, de un origen ancestral como es la Citúa del Tahuantinsuyo (1428-1533). Correspondiendo al Coyarraimi (equinoccio de primavera), una de las cuatro fiestas solemnes que los reyes incas celebraban en su corte, en esa oportunidad las poblaciones procedían a la purificación, alejando de ellas a las enfermedades, brindando salud y bienestar a los habitantes del incario (3).
A decir de Garcilazo de la Vega (4) “la celebración de esa festividad era de gran regocijo, porque permitía desterrar de las comarcas del Imperio las enfermedades y cualquiera otras penas y trabajos que los hombres podían padecer, era como la explicación, que se purifican y limpiaban de sus males. Preparábanse   para esa fiesta con ayuno y abstinencia de sus mujeres, el ayuno lo hacían el primer día de la luna del mes de septiembre después del equinoccio. Preparados todos los habitantes: hombres, mujeres y hasta los niños con un día de ayuno riguroso, a la noche siguiente amasaban el pan que llamaban “cancu” hecho con harina de maíz mezclada con sangre humana obtenida de sangrías practicadas entre los ojos o en la punta de la nariz de niños pequeños . La noche del amasijo, poco antes del amanecer todos los que habían ayunado se lavaban los cuerpos y tomaban un poco de la masa mezclada con sangre y la pasaban por la cabeza, rostro, pecho y espalda, brazos y piernas, se limpiaban con ella para sacar del cuerpo todas las enfermedades. Luego en saliendo el Sol, habiéndole adorado y suplicado mandase desterrar todos los males interiores y exteriores que tenían, se desayunaban  con otro pan amasado sin sangre. Hecha la adoración y el desayuno que se hacia a la hora señalada, el jefe de cada casa frotaba la  puerta de su vivienda con un pedazo del mismo pan especial, para demostrar que, en su hogar, se había desalojado a todas las enfermedades; salía de la fortaleza (probablemente Sacsahuamán) un mensajero del Sol ricamente vestido, ceñida su manta al cuerpo con una lanza en la mano, descendía corriendo a la plaza principal donde le esperaban cuatro nobles, uno para cada suyo del imperio. Seguidamente cada noble partía a la carrera en dirección al punto cardinal cuyo suyo  correspondía para atraer las enfermedades y los males que encontraban en su camino, siendo reemplazado por otro noble que cumplía similar cometido hasta llegar a los confines del territorio, donde la lanza portadora de tantos males era hincada en la tierra, mostrando así que se sepultaban los mismos. Mientras tanto los habitantes de los sitios por donde pasaban los cuatro emisarios, limpiaban y barrían las habitaciones y las calles, significando la expulsión de los males y calamidades” (2.3)

Trascendentales revelaciones, referidas a la vida de relación con los habitantes de esta región, Guaman Poma de Ayala (5) en el libro “Nueva crónica y buen gobierno”, relata las fiestas del año que se realizaban en el Tahuantinsuyo. “Coya Raymi que correspondía al equinoccio de primavera “Dicese de ese mes: Coya Raymi, por la gran fiesta de la luna…en este mes mandaron los incas echar las enfermedades de los pueblos y pestilencias de todo el reino. Los hombres armados como si fueran a la guerra a pelear, tiran con hondas de fuego, diciendo en voz alta: ¡salí enfermedades y pestilencias de entre la gente de este pueblo!  ¡déjanos!. Y en esto rocían todas las casas y calles; riegan con agua y limpian. Esto se hacia en todo el reino y otras muchas ceremonias para curar al taqui oncoc (el que enferma con el baile) y sara oncuy (la enfermedad del maíz)…

Ambos relatos constituyen una alusión a un saneamiento ambiental que cumplía con un ceremonial específico, precedido de rigurosos ayunos.

La exposición realizada en forma amplia y magistral por Alvarado (6) en el mencionado Congreso Boliviano, sirvió de fundamento  para que el Vicepresidente de la Republica de Bolivia Dr. Luís Adolfo Siles Salinas  en uno de sus interinatos como Presidente Constitucional de la Nación, promulgo en fecha 29 de diciembre de 1967 el Decreto (que figura en la Gaceta Oficial de Bolivia bajo el número 7.234), declarando el 21 de septiembre de cada año “Día del Médico y Día Boliviano de la Salud”.
El Reglamento de la Fiesta nacional del Médico dispone asimismo la convocatoria, con la antelación debida de un año antes de tal celebración, a concursos y certámenes para premiar cinco distinciones.
1º Al médico que durante la gestión anual respectiva, cumpla sus bodas de Oro en ejercicio activo de la profesión
2º Al médico que haya contribuido a la labor organizativa y gremial del oficio
3º Al facultativo que haya contribuido más, en la gestión anual respectiva a la investigación médica científica
4º Al médico que haya rubricado la mejor ejecutora docente, en la cátedra universitaria, con la formación y promoción de sus discípulos.
5º Al médico que haya desplegado  mayor labor de cultura universal (literatura, música, elaboración pictórica etc.) no específicamente hipocrática

Posteriormente, el destacado artista chuquisaqueño Gil Imana Garrón pintó una obra alegórica  de la Citua denominada “Fiesta de la salud”, que se encuentra en el hall de la sede del Colegio Médico en la ciudad de La Paz

Bibliografía
1.- http://www.elmedicoauditor.com.ar/efemerides.html
2.- Calvo-Vera A. “Origen y significado del Día del Médico Boliviano” Arch.Bol de Med: 31; 134 Sucre 1987
3.- Luna Orozco J. Publicación de Laboratorios Bago
4.- De La Vega Gracilazo “Comentarios Reales de los Incas” (1609) ed. Obras Completas Madrid 1960
5.- Guaman Poma de Ayala “Nueva Crónica y Buen Gobierno” Mexico 1980
6.- Alvarado José María “Sobre la Citua del Tahuantinsuyo y la Fiesta Nacional del Medico en Bolivia” Archivos Bolivianos de Historia de la Medicina Vol 1: 3; 1995


******************

domingo, 2 de octubre de 2016

Una noche con Venus y toda la vida con Mercurio

Dr. Antonio Dubravcic Luksic

Este dicho se popularizó en el siglo XVIII, ya que, hasta la llegada de la penicilina, la única manera de contrarrestar la enfermedad de transmisión sexual más común en aquel entonces, la sífilis, eran las curas con Mercurio.
 Un método muy tóxico que provocaba que al paciente se le cayeran los dientes, el pelo y se quedara hasta sin tabique nasal. Los efectos físicos de la enfermedad y del proceso de cura eran tan evidentes que, en tiempos, de Miguel de Cervantes a los sifilíticos se les llamaba «pelones». 
Los primeros informes acerca de la sífilis se remontan al Renacimiento. El mercurio fue utilizado en 1499 como tratamiento específico.  El médico y poeta judío sefardí Francisco López de Villalobos,(1473-1549)  fue uno de los primeros descriptores del empleo del “ungüento para las bubas”
El término “LUES”, utilizado también como sinónimo, significa epidemia en latín y en el habla popular se han empleado otras designaciones, como “epidemia del placer “ y “enfermedad francesa”, procedentes de una época en que la sífilis era mucho más frecuente que hoy y en la que el tratamiento posible era muy deficiente.
El término VENÉREA, procede de Venus, diosa romana de la belleza, del amor y de la fecundidad,  la versión latina de la diosa griega del amor, es  llamada Afrodita.
El nombre de sífilis viene de un poema de  GIROLANO FRASCASTORIUS   inspirado en una historia de Ovidio en que aparece el nombre de Sipylus. Fracastorius alteró el nombre, y de ahí Syphilis.  
El organismo que causa la enfermedad, se trata de un patógeno exclusivo del hombre. Sífilis es el Treponema pallidum, una bacteria larga, fina, pequeña.

De hecho, civilización y sifilización han avanzado siempre juntas. Hace cinco siglos salió de la América recién descubierta y llegó a España oculta en los barcos de Colón.
A fines del siglo XV se propagó la sífilis por Europa tras el sitio infructuoso de Nápoles en 1495 por las tropas francesas de Carlos VIII.
La ciudad era defendida por italianos y españoles. Durante el sitio las prostitutas y vivanderas francesas tomaron contacto con los soldados españoles, probablemente contrajeron así la lues, que luego transmitieron a los soldados franceses, pues éstos se retiraron rápidamente abatidos por una misteriosa epidemia; de ahí el nombre de morbo gallico.
Las disputas sobre el origen determinaron que a la sífilis se le conociera como "enfermedad de La Española", "mal francés", "mal napolitano", etcétera.
Desde principios del siglo XVI se convirtió en un azote para la Humanidad. Se consideraba un mal innombrable, el estigma vergonzante que dejan en el cuerpo los placeres carnales. La Iglesia afirmó que la enfermedad era un castigo divino. A comienzos del siglo XX, alrededor del 15% de la población europea la padecía.


¿Pudo ser este organismo el responsable de los acordes de la Novena Sinfonía de Beethoven?



 ¿Es El retrato de Dorian Gray una parábola secreta sobre un mal venéreo padecido por Oscar Wilde?



¿Influyó la sífilis en el pensamiento del joven Hitler y en su odio hacia los judíos? La respuesta, para la doctora estadounidense Deborah Hayden es «sí» a todas estas preguntas. 
Deborah Hayden , en su libro  Pox: genius, madness and the mysteries of syphilis (Basic Books), de reciente publicación en EEUU.
Analiza la repercusión de esta plaga y critica a los biógrafos por haber subestimado su impacto en los grandes hombres de la Historia.


Hayden aclara que la bacteria no justifica el genio de Beethoven, el arte de Van Gogh o la crueldad de Hitler, pero afirma que la sífilis acentúa y distorsiona sus talentos, que puede convertirse en un torrente de expansión mística en el caso de Nietzsche o megalomanía en el caso del führer.  
En la Edad Media, la sífilis era casi tan temida como la peste bubónica, y Deodato, el cruel segundo marido de la  reina ostrogoda Amalasuntha, también sucumbió a ella pero antes hizo asesinar en la bañera a su consorte. Las raras costumbres del papa Bonifacio VIII el que se vio sopapeado por órdenes del rey galo Felipe IV-le hicieron víctima de esta enfermedad  No sería el único Papa sujeto a los sufrimientos de una enfermedad venérea, ya que Alejandro VI (Rodrigo Borgia, padre de Lucrecia) también se vio infectado de sífilis debido a sus orgías. Para colmo, su hijo César (uno de los criminales más grandes de la historia) también padeció del mismo mal. Posteriormente hubo rumores que Julio II, el Papa  también andaba "con las bubas".
La sífilis hizo diabluras con muchas cabezas coronadas.  Enrique VIII de Inglaterra ostentaba unas llagas fétidas pavorosas, así como Iván "El Terrible" de Rusia, zar a quien la hija del Enrique VIII (la genial Elizabeth I) le rechazó la mano en matrimonio.  El segundo marido de la reina María Estuardo de Escocia-Lord Henry Darnley- tampoco pudo salvarse de resultar infectado de sífilis en una de sus francachelas, y estaba apenas tratando de recuperarse de sus chancros cuando la choza donde estaba confinado voló por los aires en una violenta explosión probablemente orquestada por Lord Bothwell, el que sería el tercer marido de la libidinosa María. La sífilis también hubiera matado al príncipe turco Ahmed, hijo de Bayaceto II, pero su hermano Selim se le adelantó a las fiebres y lo hizo asesinar para poderse quedar él con el trono otomano.
En Francia, Francisco I  contrajo sífilis, infectando a su primera mujer Claudia quien murió de eso-y luego a Leonor de Habsburgo, su segunda mujer.  Los Habsburgo fueron una familia continuamente aquejada por la vergonzante sífilis. Felipe II de España la contrajo en relaciones con meretrices a pesar de que afirmaba ser tan religioso, y luego las fiebres que sufrió su tercera esposa Isabel de Valois indican que la pobre muchacha resultó contagiada. Su hijo anormal Carlos habido con su primera esposa portuguesa- también ostentaba síntomas de sífilis hereditaria. El nieto de Felipe II-el rey Felipe IV de España-contrajo la sífilis de su amante María  Calderón y luego su hijo Carlos II contrajo este mal desde el vientre de su  madre, Mariana de Austria.




EXPERIMENTO  DE  TUSKEGEE -  Alabama, en 1932.

400 pacientes negros, portadores de sífilis fueron agrupados en un cuartel sin recibir ningún tratamiento, pese que ya se disponía de la Penicilina. De las 399 cobayas humanas, 128 murieron directamente de sífilis o de enfermedades asociadas a ella. Además, 40 mujeres fueron infectadas, y 19 niños nacieron con sífilis. El experimento sólo terminó cuando en 1972 el diario The Washington Star destapó el escándalo.



ESPELUZNANTES' EXPERIMENTOS HECHOS POR EE.UU. EN GUATEMALA

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, calificó de "espeluznantes" y de "crímenes de lesa humanidad" los experimentos hechos por Estados Unidos entre 1946 y 1948, que infectaron intencionalmente a personas de este país con sífilis y gonorrea. El gobernante aseguró que se realizará una "profunda investigación" de los hechos que afectaron. Se solicitó un resarcimiento al país, y reconoció la "hidalguía" de la Casa Blanca al pedir perdón. Según Colom, las víctimas de esas "prácticas deleznables" fueron en su mayoría soldados, presos, prostitutas y enfermos mentales.

EL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS PIDIÓ PERDÓN A GUATEMALA 

Por un estudio de investigación realizado hace 60 años (entre 1946 a 1948), en el que deliberadamente infectó de sífilis y gonorrea a 1.500 guatemaltecos como parte de un experimento cuyo objetivo era buscar vacunas contra enfermedades venéreas. 

A través de una declaración emitida por la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo que la acción no tiene otro calificativo que “reprochable”.
“Lamentamos profundamente que esto haya sucedido y pedimos perdón a todas las personas que se vieron afectadas por esas prácticas abominables de investigación”, expresa la declaración conjunta

Personalidades mundiales que han padecido Sífilis

EL PAPA ALEJANDRO VI
El Papa Alejandro VI (Rodrigo Borgia, padre de Lucrecia) padeció sífilis, sin embargo no fue esa enfermedad la que causó su muerte. Sucedió durante unas de las tantísimas noches de placer a las que el papa era tan afecto, comenzó el habitual jolgorio donde no faltaban mujeres y vino a granel , parte del vino estaba envenenado. Para colmo, su hijo César (uno de los criminales más grandes de la historia) también padeció del mismo mal.


CRISTOBAL COLON 
El primer europeo sifilítico. Navegante genovés. Para Hayden, el almirante fue el primer europeo sifilítico. Se contagió al mantener relaciones en las nativas de La española. El Treponema pallidum cruzó el Atlántico en su cuerpo y  con  él de decenas de marineros como un polizón. Durante su tercer viaje, Colón se sintió aquejado de dolores terribles, fiebre, insomnio...Afirmó que escuchaba voces en sueños, que se sentía el enviado de Dios.


LUDWIG  VAN   BEETHOVEN
El ataque del «monstruo verde». Compositor alemán. En diciembre de 1994 se subastó en Sotheby's una coleta de su melena. Un análisis del pelo revelaba la existencia de restos de mercurio, uno de los remedios contra la sífilis. Sus cartas privadas muestran sus relaciones con prostitutas en 1797, año en el que, contrajo la enfermedad. Atacado por fiebres, sordera y una euforia salvaje provocada por una sífilis terciaria que él llamaba su «monstruo verde», compuso el Himno de la alegría, su obra más famosa.

FRANZ  SCHUBERT
«Espero no levantarme  jamás». Compositor austriaco, Nunca reconoció su enfermedad en público, pero la sífilis terminó con su vida a los 31 años, tras seis primaveras de agonía. Se infectó en los últimos meses de 1822 y alternó momentos de depresión suicida con otros de buena salud. En el momento de su muerte había compuesto más de mil obras. En sus últimos días escribió: «Cuando me marche a dormir, espero no levantarme jamás». Su médico, que también trató a Beethoven, declaró que la muerte del joven compositor se debió a la sífilis terciaria o final

La rama de los Habsburgo de Austria 
Francisco José I, el flamante esposo de la bella Sissy, ya estaba enfermo cuando se casó con ella y le contagió. El hijo de ambos, Rodolfo de Habsburgo, por su parte contrajo la sífilis en los burdeles de Viena, infectó a su esposa Estefanía y luego contagio a su amante María Vetsera antes que ambos se suicidaran en Mayerling en 1889.


ABRAHAM  LINCOLN  y MARY  TODD
Lincoln  se medicaba con una especie de píldoras azules que contenían agua de rosas, miel, azúcar y 65 gramos de mercurio. Pasaba de la melancolía a la hipocondría, de los silencios a los enfados más salvajes.
La  Primera Dama  viuda del presidente. No podía mover las piernas y se comportaba como una demente. Nunca reconocieron en público el nombre del mal para salvar la reputación de Lincoln, pero Hayden afirma que los síntomas de Todd eran los de una sífilis muy avanzada.

VINCENT   VAN   GOGH
Pintor holandés. Vincent se enamoró en 1882 de una prostituta a la que contrató como modelo. Ella posó para su famoso cuadro Sorrow. Su nombre era Clasina Hoornik.  Ingresó en un sanatorio mental de Saint Rémy, donde pintó paisajes en sus momentos de lucidez y sufrió episodios de locura, alucinaciones, visiones y otros síntomas de la sífilis.



Henri  de  Toulouse  Lautrec

La vida noctámbula y desordenada que llevó durante años, y su  alcoholismo deterioró la salud de Lautrec. Padeció manías, depresiones y neurosis, además de ataques de parálisis en las piernas, tuvo que ser recogido de las calles a causa de una borrachera y poco después en un delirium tremens, para demostrar que no está loco, realizó una colección de pinturas sobre el circo.  En 1901 murió postrado en su cama, a los 37 años, víctima de una demencia etílica y con sífilis.


FRIEDRICH   NIETZSCHE

Filósofo alemán  En un ataque de locura perdió la consciencia. Se le diagnosticó la enfermedad a los 23 años. Las fiebres altas, las cefaleas, el dolor de ojos y las paranoias representan síntomas claros de los estragos que le provocó una brutal sífilis terciaria. Los nazis, empeñados en abrazar sus ideas sobre el superhombre, se ocuparon de borrar los rastros de sífilis en su historial médico.


OSCAR   WILDE

Escritor irlandés  La meningitis que le atacó fue el legado que le dejó la sífilis, le contagió una prostituta a los 20 años, cuando éste estudiaba en Oxford. Su obra El retrato de Dorian Gray es, una historia paralela a la suya, en la que la enfermedad destruye su cuerpo mientras que afronta el mundo sin una sola marca externa.



VLADÍMIR   ILICH   LENIN 

En el informe oficial se ignora la sífilis como el posible diagnóstico, pero la hipótesis es que Lenin sufrió neurosífilis desde la primera década del siglo XX,  Los  síntomas correspondían a una “sífilis meningovascular”, A mediados de 1923, el problema derivó en una hemiparesia irreversible dificultades para dormir, cefaleas, afasia. En enero del año siguiente, el estadista falleció.
En el informe oficial se ignora la sífilis como el posible diagnóstico, pero la hipótesis es que Lenin sufrió neurosífilis desde la primera década del siglo XX,  Los  síntomas correspondían a una “sífilis meningovascular”, A mediados de 1923, el problema derivó en una hemiparesia irreversible dificultades para dormir, cefaleas, afasia. En enero del año siguiente, el estadista falleció.


ADOLF   HITLER


Canciller alemán de origen austríaco  El dictador acusó a los judíos de propagar la sífilis por toda Europa. Hayden afirma que el joven Adolf frecuentó prostitutas en Viena, y que fue una joven meretriz judía la que le contagió el mal. Tras esta experiencia, no volvió a mantener relaciones sexuales.  los problemas de salud lo convierten en un candidato a sifilítico. El único reconocimiento médico que se le realizó fue en su ingresó en el Ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial. El informe se perdió cuando llegó al poder por obra y gracia de Heinrich Himmler, jefe de las SS y la Gestapo, que borró la mancha de la sífilis de su biografía.



          Personalidades  del  mundo  que padecieron  sifilis






*********************************